Paso 2: Consigue la mejor versión de tu piso: ¡Las reformas!

¡Comenta!
Una vez hemos decidido poner un piso en alquiler hay muchas cosas que debemos tener en cuenta. Si sólo queremos poner el piso en alquiler para que cubra los gastos de mantenimiento anual (IBI, suministros, comunidad, etc.), no hace falta darle muchas vueltas, sin embargo, si queremos alquilarlo por el precio más alto posible, debemos pensar en reformarlo, consiguiendo la mejor versión de tu piso.

A continuación te ofrecemos algunas ideas para conseguir la mejor versión  de tu piso haciendo algunas pequeñas reformas, con ellas, seguro que su precio en el mercado incrementará:


  • Concepto abierto: "¿esto del concepto abierto en las viviendas qué es?" os preguntaréis muchos de vosotros, y es que en la mayoría de viviendas españolas, los pisos están diseñados con estancias independientes unas de las otras, sin embargo, las modas han empezado a cambiar y se ha instaurado el concepto "abierto" que no es  más que conseguir zonas diáfanas abriendo, por ejemplo, la cocina al comedor y el salón.  Hoy en día, muchas mujeres matarían por cocinas abiertas, con grandes islas, con encimeras enormes o barras americanas para comer, cocinar o simplemente sentarse. Conseguir un  concepto abierto será más o menos sencillo, todo dependerá de la Antigüedad de tu piso y del presupuesto que tengas para la reforma.

  • Moderniza los muebles de la cocina: la cocina, como ya hemos dicho, es una parte fundamental a la hora de alquilar un piso, y su estado, hará que el valor del alquiler suba o baje. Si tienes un presupuesto algo escueto, no hace falta que cojas y cambies todos los muebles, coge lo que tienes y modernízalos, pintándolos de nuevo. También puedes cambiar la encimera o laminar la que tienes con algún acabado que sea resultón.

  • Reformas en el baño: hoy en día tener una ducha con mampara es la solución más cómoda y que más gustará a tus futuros inquilinos. Modernizar el baño puede ayudarte a aumentar mucho su valor y no se necesita de muchos dinero. Cambia los azulejos si son demasiado retro, si crees que es mucho trabajo, puedes pintarlos por encima (sobre todo si son azulejos de colores llamativos que duelen a la vista), cambia el mueble por alguno barato en Ikea y busca la forma de ganar espacio y funcionalidad.

  • El suelo: un suelo en mal estado, rayado o viejo, puede complicarte la vida a la hora de alquilar un piso. Cambiar todo el suelo puede suponerte un dineral, sin embargo, puedes usar madera laminada, parecerá parqué y quedará súper bien, ¡a tus inquilinos les encantará!

  • Pintar las paredes: tienes dos opciones, si vas a alquilar el piso amueblado puedes pintar las paredes siguiendo algún consejos de decoración, si sólo vas a enseñarla, aunque te parezca una tontería porque pueden decidir cambiarles el color, dales una mano de pintura blanca o pintura de color suave, hará que el piso parezca nuevo y no espantará a los interesados por tu piso.


  • Puertas y ventanas: para incrementar el valor de tu piso y alquilarlo de forma sencilla, otro punto a favor es tener las puertas y las ventanas renovadas. Si en el piso pasa mucho tráfico o es una calle muy transitada, coloca ventanas insonorizadas.

  • Aire acondicionado y calefacción: son sólo extras, pero te ayudará a conseguir el interés de inquilinos con un valor adquisitivo alto. 



0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada